Dedicado a mis alumnos.

 

Hoy nos visita en nuestro Blog LA DOBLE NELSON[1].

La DN es una llave de lucha libre muy conocida. Pero tranquilos,  no voy a hablaros de lucha libre ni de ningún otro tipo de técnicas más o menos reglamentarias como la patada voladora y otras por el estilo.

 La primera vez que la oí esta palabra fue en boca de un director comercial hablador y talentoso, pero al que le gustaba mucho ir por los atajos y no afrontar los temas de cara y por derecho. La DN  se ha convertido en un clásico para definir una serie de situaciones que afectan a las personas y cómo son tratadas por determinados estilos de dirección. Pensar en temas asociados a  nuestra función de recursos humanos donde cada día se nos invita, por parte de una dirección no enfocada a personas, a usar la DN.

 Los malos gestores en vez de tomar decisiones y responsabilizarse de sus colaboradores y equipos,  recurren  a la DN para conseguir sus objetivos llevando a cabo situaciones no del todo profesionales.

 Podemos ver la DN en  situaciones como:

            No hablar claro.

            Dar mensajes sin contenido.

            Dejar pasar los temas hasta que se “olvidan”.

            Querer siempre conseguir lo que se proponen, por encima de todo.

Ente otros, mensajes claros de Doble Nelson,  son los siguientes:

Dirección de producción a recursos humanos: necesito cuatro vampiritos para mañana sin falta, tenemos que atender unos pedidos urgentes.

Respuesta de recursos humanos: por favor dime los perfiles que necesitamos e intentaremos tener a las personas esta semana.

Dirección de producción: ¡!!!!!!!!Esta semana!!!!!! Imposible. Los quiero para antes de ayer.

Recursos Humanos: hay que hacer una serie de pasos……..

Dirección de producción: tu haz una Doble Nelson y arreglado.

 Calidad a producción: hay que establecer verificación de todas las referencias para asegurarnos de que se han cumplido todos los estándares.

Producción a calidad: vamos mal de tiempo, es demasiado verificar todas las referencias. Aquí hacemos una Doble Nelson y lo apañamos.

 Seguro que conocéis muchos más: prevención, formación,  auditorias, etc.

Hay Culturas favorables a la DN que en vez de tratar los temas profesionalmente siempre buscan su conveniencia. Equivocarse es mejor que querer engañar, manipular y doblegar a los demás.

No hay que vencer, hay que convencer.

 La forma de contrarrestar  a las personas que quieran haceros la Doble Nelson es utilizar la técnica de las Preguntas Poderosas.

Ejemplo: aquí hay que hacer una DN.

Respuesta (utilizando la técnica de las preguntas poderosas): concretamente a  qué te refieres.

Saludos cordiales,

Próxima entrega:   El AZTECA.


[1] En adelante DN.


  1. La doble nelson, los cuatro vampiritos… términos que brillantemente utiliza uno de los mejores, si no el mejor, comunicador con el que, un servidor, se ha cruzado a lo largo de su etapa formativa, Juan Luís Garrigós.

    Enhorabuena por su trabajo y por su web.

  2. carlos marin

    COMO NUESTRO QUERIDO COMUNICADOR, DON JUAN LUIS GARRIGÓS DICE: SOLO ALGUN “MANZANO” SIGUE UTILIZANDO LA DOBLE NELSON.HABRIA QUE ERRADICARLOS EN LOS PUESTOS DE JEFATURA,DIRECCION,ETC. LOS PROBLEMAS SE SOLVENTAN COGIENDO EL TORO POR LOS CUERNOS;PERO HE DE DECIR QUE ME ENCANTA UTILIZAR ESTA FRASE DE VEZ EN CUANDO.UN ABRAZO Y SIGUE ASI.

  3. Como siempre Juan Luis genial. Y enhorabuena por tu ponencia en el Foro de Competitividad de Castellón. Estuvo muy bien.




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: